domingo, 27 de marzo de 2011

Pequeña clasificación de personas molestas que uno se cruza en las veredas

Caminar por el centro de la Ciudad de Buenos Aires un día hábil nos significará necesariamente cruzarnos con una increíble variedad de individuos. Muchos de estos individuos que caminan por las veredas de esta ciudad se dedican exclusivamente a hacer más pesada nuestra caminata; no tienen otra función en la vida. Si a esta situación le sumamos los puestos de diarios, flores y veredas rotas, el centro porteño levanta el nivel de stress de cualquier caminante.
A los fines de agruparlas, clasificaremos a los más molestos tipos de caminantes en los siguientes grupos:
* Los fumadores: Esta clase de individuos suele caminar delante nuestro por las angostas veredas porteñas. Se caracteriza por dos hechos: 1) exhalar su humo con viento en contra, lo que implica que el humo vaya directo a nuestras caras, y 2) frenarse de golpe para encender su cigarrillo, lo que acarrea que uno se lleve al tipo puesto porque no se dignó a ponerse a un lado.
* Los que mandan mensajitos de texto mientras caminan: Esta clase de sujetos jamás dirigirá su mirada hacia adelante. Siempre sus ojos están apuntando hacia abajo, donde su celular parece tener un imán de pupilas. Suelen causar que un montón de personas se vean obligadas a esquivarlos sin que se den por enterados de que el resto del mundo los odia, toda vez que para ver la expresión de odio de alguien es necesario mirar a la cara de esa persona.
* Los consumistas: Este grupo se caracteriza por estar caminando siempre del lado cercano a la calle, pero -de repente y sin que nadie lo espere- se cruzan toda la vereda para ver una vidriera en la que vieron una prenda que les gustó. Por supuesto que en ese cruce molestarán a todos los transeúntes posibles, pero eso no importa, ya que hay unos zapatos "divinos baratísimos" que justifican joderle la vida a todos.
* Las corchitos: Se trata de damas mayores de 50 años y menores de 1.60 mts. Una de sus características diferenciales es la de tener pelo corto y caminar medio chueco. Suelen utilizar una velocidad inferior al medio kilómetro por hora y retrasan la caminata de todos los que nos encontramos detrás.
La combinación de las corchitos con fumadoras es -tal vez- la más molesta de todas.
* Los grupos de adolescentes: Suelen irse empujando entre ellos y la palabra "boló" (boludo) es casi lo único que se escucha en su conversación. Sus risas suelen ser especialmente molestas y suelen hacer chistes sobre el resto de las personas que caminan por la calle, pensando que son tan inteligentes que uno no nota de quién hablan.
¿Me olvido de algún grupo? Colaboren aportando en el sector "comentarios".

16 comentarios:

Pupolina dijo...

Vale aclarar que al fumador que se detiene a prender el cigarillo, si te lo llevás puesto, es fija que se ofende o enoja y te quiere romper la cara al grito de "¿sos ciego, pelotudo?"

Los adolescentes tienen otra característica: Sin son minitas van agarradas de los brazos. Así sean 5 o 6, van todas encadenadas. Lo que hace que ocupen si o si toda la vereda.

Está también el típico boludo o boluda que sacó a pasear al hijo y lo hace caminar, a pesar de que el pibe tenga año y medio y recién esté dando sus primeros pasos. Lo que hace que posilemente no lo vesa y te lo lleves puesto en una vereda muy transitada.

Pupolina dijo...

No puedo creer que en el post de regreso me haga el pri. Y sin trampas!

Isadora dijo...

Sólo voy a decir:
-Las madres con el cochecito en plena avenida tumultosa.
Las detesto. Me dan ganas de llevarme al pibe y que ellas se estrolen contra un puesto de diarios.

-El tipo que espera a su mujer afuera del negocio en la mitad de la vereda.

- Los que se encuentran y charlan.

Pero las madres, las madres me sacan de quicio.

Beso!

El Fantasma de Belgrano dijo...

Pupolina:
Uy, las adolescentes enganchadas y ocupando todo el ancho de las veredas! Mátenlas!
Sos pri!

Isa:
Gran aporte el tuyo! Las madres son terribles (y seguro que sus hijos después son adolescentes molestos que van por la vereda)

Franco (fvidiella.com) dijo...

La señora que va revoleando la mano derecha, y si venís distraído te llevás un manotazo en las talipes.

El Sr petiso que lleva un paraguas enorme, terror de los ojos de quienes medimos más de 1.75 mts

el que va lento, y en zigzag, cosa que sea imposible pasarlo.

Pero a los que detesto con más ahinco son a los puestos ambulantes- Esos sí que me pueden.

Natalia Alabel dijo...

Los corchitos! Hacía falta una denominación para ésos. Gracias, Fantasma!

El Fantasma de Belgrano dijo...

Franco:
Según los últimos estudios, el 62% de las causas de infertilidad masculina se deben a mujeres que revolearon su brazo en una vereda y le pegaron en los testículos al que venía al lado :P

Natalia:
Fucking corchitos!

Reina dijo...

Principalmente me lolestan los fumadores... no les importa nada echarte el humo en la cara y encima andan con el cigarrillo a una altura que si no tenés cuidado te queman la ropa...

Odiseo... dijo...

yo creo que la peor combinación posible es kiosko de diarios (de esos que dejan solo espacio para una persona) + corchito...

esos son los momentos en q mi paciencia se colma y evito el pico de stress haciendo desvió por atrás del kiosko, es decir...por la calle... ¿Porcentaje de atropellamientos causados por este mal?

El Fantasma de Belgrano dijo...

Reina:
O te queman el brazo!

Odiseo:
Muchos argentinos han muerto atropellados por vehículos por querer evitar corchitos! Son héroes que debemos recordar con respeto.

Penelope dijo...

Aparte de toda esa clase de personas molestas caminando por la calle, estan las boludisimas madres que van con los carritos con sus pequeñitos dentro ,en donde ni piden permiso para pasar y te tiran el carro con el pibe encima , te pasan la rueda por arriba del dedo gordo o directamente van a los talones o a los tobillos.

La palabra permiso y gracias no existe porque ellas son madres y arrrgentinas y estan primero , viste?????
Eso si, ni un gramo de educacion.

Alfonsina dijo...

el peatón con paraguas que clava sus puntas en tu cabeza, de terror, y (nada q ver pero relacionado) el que va escuchando musica fuerte en el subte o colectivo a las 8 de la mañana ¿para q se inventaron los auriculares???

Penelope dijo...

Corchitos con paraguas!! ojo porque tenes que estar atajandote de que no te metan una punta de variila en el ojo.

Son un peligro!

Vale dijo...

agrego los que llevan paseando al perro y te dejan envuelta tipo matambre con la correa cuando el perro decide curzarse delante de uno.

Belenie dijo...

La peor es cuando están arreglando la calle. En esa, seas quién seas, y con el accesorio que lleves, cagaste. Y si te cruzás con alguien que viene en sentido contrario en un espacio donde apenas entrás vos, cagaste

Neleb dijo...

Agregaría un par:
-Los que todavía no descubrieron la existencia de los auriculares, y escuchan música -generalmente horrorosa- a todo volumen.

-Los inocentes niños que corretean alrededor de una, mientras las madres observan -con cara de "ay que ternura mi nene"- cómo entablan relaciones sociales, mientras a mí, me quedan 5 minutos para llegar a la otra punta del país.

Todo un dilema caminar por acá.

Genial el blog :D