miércoles, 18 de agosto de 2010

Breve descripción de la personalidad de la gente según su equipo de fútbol

La elección del equipo de fútbol es un acto trascendental en la vida de una persona. Parte de la personalidad de una persona puede inferirse dependiendo del club del que sea hincha.
Pongamos algunos ejemplos:
Quienes son de Boca suelen ser individuos de personalidad débil que necesitan sentir que una mayoría los acompaña. Se sienten incómodos en cualquier situación en la que sean minoría.
Los de River pretenden sentir que se diferencian de esa mayoría boquense, pero no se atreven a ser de un equipo absolutamente minoritario. Son el equivalente a los radicales en política. Tibios.
Los de San Lorenzo le dan mucha importancia al barrio donde nacieron, reflejándose también cierta nostalgia por su niñez. Optaron por Huracán como clásico rival para tener un enemigo más débil que ellos. Son de esas personas que se rodean de amigos/as feos /as para parecer más lindos de lo que son.
Los de Racing son tipos sufridos, muchos de ellos optan por el masoquismo sexual. También son personas que dan prioridad a la hinchada por sobre el juego de fútbol en sí mismo, por lo que tienden a confundir planos en otros aspectos de su vida.
Los hinchas de Independiente estamos enchufadísimos con el juego de nuestro equipo cuando le va bien, pero cuando la campaña no es buena nos desentendemos de todo lo relacionado con el fútbol y vemos los partidos de Nalbandian. Somos inconstantes.
Los que son de otros equipos cuya sede no se encuentra en el barrio en el que crecieron votan a partidos que no alcanzan el 1% de los sufragios en las elecciones.
Innegable es que la familia también ayuda a determinar la elección del cuadro del que una persona será hincha. Los padres y maridos suelen ser el principal foco de presión en ese sentido.
Para el próximo post, les cuento la historia de por qué soy un Fantasma del Rojo de Avellaneda. Es un relato interesante (creo).