jueves, 4 de marzo de 2010

Piropos

Mientras almorzábamos con mis compañeros de trabajo, surgió el tema de los piropos que ciertos hombres le propinan a las damas en la vía pública.
La gran mayoría de las féminas se queja de los obreros de la construcción, quienes aprovechan el hecho de que están siempre en grupo y generalmente a una altura distante de la dama a quien le propinan groserías más que halagos. No es extraño ver pasar por delante de una obra en construcción a una señorita que recibe gritos de la índole de "¡Mamita, si te llego a agarrar te ****** mientras te froto las ********** contra mi ********* hasta llegar al momento en que tu ******* se derrita como un helado y después te ******* tánto que te la dejaría más grande que una sandía !" Resulta claro que difícil será que la dama otorgue una respuesta alentadora después de tamaño improperio, así que apartemos del análisis a esta clase de insultos. Aunque es de destacar que no pocas mujeres pasan cerca de albañiles sólo para que les griten alguna cosita que no les dice la persona que realmente quisieran que se las diga.
Otros optan por intentar que la señorita esboce una sonrisa diciendo algo gracioso. De esta manera logran que ella baje la guardia unos instantes.
También están los que se hacen los románticos, pretendiendo así que la dama se sensibilice.
Lo cierto es que sea cual sea la modalidad adoptada, tanto quienes gritan groserías como quienes recitan poemas buscan lo mismo: ser aceptados por la mujer a la que dirigen sus frases.
Sin embargo, Alejandro Dolina sostiene que algunos hombres no dicen piropos con ese fin sino que no buscan otra cosa más que satisfacer "duendes interiores". Según él, el tipo no pretende levantarse a la mina sino que le alcanza con decir algo frente a su belleza. Hacerle saber que su presencia no es indiferente es todo lo que quiere lograr ese hombre. Para colmo, el máximo efecto que suelen causar esas frases nunca es percibido por el piropeador. Me refiero al momento en que la chica hablará con sus amigas y les contará "No saben lo que me dijo hoy un divino en la calle"
Debemos admitir que son muy pocas las historias de amor que comienzan con un hombre diciéndole algo a una dama que no conoce en la calle. Sin embargo, son muchísimos los tipos que siguen intentándolo. Esto denota que los hombres no tienen idea qué hacer para simpatizar a una mujer que se cruzan en la calle. Y ésa es la única conclusión posible a la que podemos llegar.
Ojo, no digo esto como una crítica a quienes piropean chicas en la vía pública sino como una realidad irrefutable. El hecho de saber que las relaciones amorosas rara vez comienzan con un piropo y la insistencia de los muchachos por seguir diciéndolos hace que los respete lo suficiente como para no cargarlos jamás. Una persona que dice un piropo es alguien capaz de desafiar al destino y a las probabilidades matemáticas. Los piropeadores son héroes contemporáneos (múscia de cierre con trompetas heróicas).


30 comentarios:

Carito Dolz dijo...

De todas las formas, creo que las mujeres argentinas somos un poquito "amargas" en ese sentido, proque yo me he dado cuenta, de que muy rara vez, una responde positivamente a un lindo y simple piropo.
Lógicamente aumenta el ego personal de cada una, pero la verdad, es que pasamos con la naricita en alto, haciendo caso omiso a lo escuchado, lo que denota en un grado alto de imposibilidad al hecho de que a partir de esas exclamaciones por parte del heroico muchacho, se pueda iniciar una linda y novelesca historia de amor.

En mi caso particular, a veces me río, a veces me dan ganas de mandarlos a pasear, pero la mayoría de las veces, me sacan los colores.... :)

Yami:: dijo...

Es cierto, está bueno que te digan un piropo cuando vas caminando por la calle, aunque la mayoría de las veces ni te das cuenta de quién te está hablando porque no te animás a mirar al hombre en cuestión (yo me pongo toda colorada y trato de apurar el paso XD)
Una vez le dije un piropo a un chico por la calle, fue "que lindos ojos que tenés", y también me puse cual tomate y apuré el paso, jajaja

Etienne dijo...

Yo soy un cobarde cabal que no se anima a decir piropos cuando pasa una mujer por la vereda; sin embargo, en un mano a mano suelo ser letal. Es decir, se me ocurren variados piropos, aunque ninguno resulta respondido como se espera...

LadyMarian dijo...

Yo no estoy de acuerdo en que todos buscan ser aceptados por la mujer a la que dirigen sus frases. Se supone que es así pero en muchos casos (quizás la mayoría) hay otra intención.
Por ejemplo, los obreros que gritan ese tipo de cosas saben perfectamente que la chica no va a aceptarlos (o hay poquísimas posibilidades de que suceda). Gritan como una forma de sentirse machos ante el resto de sus compañeros. Es algo que los une, como podría ser también gritar un gol, o compartir una cerveza, etc. Tiene que ver con la pertenencia al grupo de hombres. Es la misma situación que se puede dar a veces cuando un tipo piropea acompañado de sus amigos en un boliche. Si se levanta a la chica, mejor, pero piropear ante sus amigos tiene otro significado.

Se produce una situación parecida cuando un tipo les cuenta a los amigos lo que hizo con la minita que se levantó. Hay algo relacionado con la pertenencia al grupo. Muchos de estos tipos disfrutan más contándolo que haciéndolo. Ah! Obviamente el relato no siempre es fiel a la realidad. Si algunas mujeres hablaran! ;)

Por otro lado creo que lo que podemos considerar una grosería en una situación (por ejemplo, si lo dice el obrero de la construcción de la esquina) puede no ser mal recibido con otro hombre con quien ya hay una relación y en el contexto adecuado. Hay situaciones en que la educación complica las cosas y la falta de educación las facilita. ;P

Qué bueno que reapareciste!! Se extrañaban los buuu!
Besos

Ari dijo...

Jajajajaja. Cuando ibas hablando de los piropos en la calle me estaba acordando justo de ese monólogo de Seinfeld.
Igual hay algo con lo que no estoy de acuerdo: el que dice algo gracioso busca atraer a la mujer, el que dice algo lindo, también. El que dice una guarangada quiere quedar como guacho pistola adelante de los amigotes y nada más. Porque ni la más arrastrada del mundo le va a dejar el número de teléfono al que le grita adelante de otros 10 hombre y en plena calle que le chupa el c*** hasta escupir cindor. No me jodan.

CS © dijo...

Si estoy de buen humor, me doy vuelta, les sonrío y digo gracias. Ahora, si me encontrás de mal humor cagaste, porque les respondo y cualquier sarta de palabrerías. Pero bueno; una hace lo que puede (?) Escribí una vez sobre esto, ya ni me acuerdo qué. Beso :)

eMe dijo...

Es cierto, tienen mucho de héroes y de valientes!!!

Sil dijo...

La única que vez que un tipo lindo me dijo un piropo lindo, me sorprendió tanto que no pude decir nada :( Aunque qué se responde en esos casos? No se si me animaría a pedirle el teléfono.

Anonimo dijo...

te das cuenta fantasma que tus seguidores son re buena onda? todos me caen bien!
Yo soy vergonzosa y no miro a quien lo dice, aunque sea un piropo lindo, apuro el paso y sigo de largo y si es de esos que se te acercan me pego un susto!!! no me gusta nada que los desconocidos me noten en la calle

Franco (fvidiella.com) dijo...

Coincido plenamente con LadyMarian. Es como el cuando el alfa macho en la majada se pone a gritar.

Incluso cuando el hombre no esta acompañado de nadie, siempre puede contarle a sus amigos sobre lo ingenioso del piropo y lo divina que estaba la mina, y obviamente la sonrisa que le devolvio.

En mi caso es así, pero además me divierte que se pongan coloradas. Es el Jaimito que todos tenemos dentro, que quiere salir un rato a hacer cagadas.

Debe ser por eso que no piropeo en la calle, pero sí a la empleada de la panadería/kiosko/supermercado/etc. no tiene más remedio que reaccionar delante mio!

LadyMarian dijo...

FRANCO:
Totalmente de acuerdo! Los tipos generalmente tienen en su cabeza un público masculino en todo momento, más allá de que luego lo cuenten o no lo cuenten. Generalmente no pueden resistir la tentación de hacerlo. Y si meten los cuernos, generalmente lo cuentan porque así se disfruta más.

Las mujeres infieles no lo cuentan o lo cuentan menos y generalmente sin la intención de buscar alabanzas por las amigas.
Es más, se suelen arriegar, en algunos casos, a que algunas mujeres machistas las califiquen de putas, claro. Por supuesto, en el caso del infiel los adjetivos son diferentes. ;P

Franco (fvidiella.com) dijo...

Bueno, el tema de los cuernos se merece un post aparte (Fantasma, andá escribiendo!).
A mi modo de ver, los hombres que cornean, no necesariamente es porque dejaron de querer a sus mujeres ni que no tengan buen sexo con ellas. Falta de respeto, si, claro. Pero sobretodo, necesidad de contarle algo a sus amigos y quedar como un fenómoeno!

En cambio la mujer... cuando la mujer cornea es porque no quiere mas a su hombre, o éste no le da lo que ella quiere. Porque ella cornea por sentimientos más profundos que el hombre (ya sea necesidad de cariñó, venganza, aventura, enamoramiento, etc), y no por situarse mejor en su grupo de amigas (de hecho, de contarlo se se situaría PEOR).

Les propongo una prueba para los hombres: cuando un amigo cornee a su mujer y lo cuente, pónganse de acuerdo con el resto de sus amigos en criticarlo duramente. Seguramente el tipo, o bien deje de hacerlo, o sino se va a separar del grupo de a poco. Si en cambio se lo festejas, la historia se a va repetir infinitamente hasta que el anormal se quiera coger a tu hermana!

LadyMarian dijo...

FRANCO:
Sí, algunos tipos meten los cuernos por eso, pero también hay otros que lo hacen porque les agarró el "viejazo". Tienen miedo de no poder tener éxito con la mujeres, independientemente de la que tienen en la casa (a veces tampoco tienen éxito con ellas, lo sepan o no lo sepan ;-P ).

Además se suma el tema de los piropos o miradas evidentes. Las mujeres pueden piropear y mirar pero lo hacen menos que los hombres. Por esa razón cualquier mujer puede darse cuenta fácilmente qué pasaría si deja al pesado que vive con ella. El tipo, en cambio, necesita pasar a la acción porque no tiene un termómetro tan evidente de sus posibilidades de éxito si larga a "la bruja". Por eso los tipos casi siempre se separan después de encontrar reemplazante (las estadísticas lo corroboran), ya sea temporaria, definitiva, part-time, full-time, contratada, etc. De esta forma también queda bien delante de los otros hombres (reales o imaginarios).

La mayoría de las personas que dejan por sí mismas, sin tener reemplazante, son mujeres (también es estadístico). Y ahora hablo por experiencia propia, yo no necesité en su momento meter los cuernos para saber que podía tener éxito con otro y entonces dejarlo. En el trabajo, en un negocio, en la calle tengo las pruebas de que hay hombres interesados, como cualquier otra mujer. Y digo cualquier otra mujer porque hasta la menos agraciada recibirá un piropo (de dudoso gusto) si pasa por una obra en construcción.
Igualmente, en mi opinión, la mejor razón para dejar a un hombre es el absoluto convencimiento de que si fuera el último tipo sobre la tierra tampoco querrías estar con él.

Franco (fvidiella.com) dijo...

Mmmm, Lady, en esta no se si te sigo. O al menos pongo un "depende".

En algunos casos que conozco, la mujer no se animo a largar al indeseable hasta que consiguio otro.
Creo que el miedo a quedarse solterona es mayor en la mujer.
El hombre queda como el fiestero que logro sacarse a la bruja de encima.
Nadie ve el vacio con el que queda el machito si no levanto nada en la noche, o si levanto algo que no queria.

En cambio a la mujer no la catalogan de fiestera, sino de turra o solterona, segun sea el caso.

Ahora, si el hombre ya es suficientemente veterano, ahí si le cuesta mas largar a la bruja.

Ahora, en el largo plazo si coincido contigo. Una mujer puede aprender a vivir sola. Un hombre directamente no es capaz de sobrevivir sin una mujer al lado (aunque sea una bruja).

Sobran los casos de viudos que mueren al poco tiempo de enviudar, y sin embargo las mujeres se acomodan y viven largamente.

Franco (fvidiella.com) dijo...

Pa, nos fuimos al carajo!
Me falta un piropo para volver al tema original.

LadyMarian dijo...

FRANCO:
Sí, nos fuimos al carajo. Fantasma va a tener que publicar otro post sobre esto. ;-P Por eso contesto lo más breve posible.

Yo no digo que la mujer deje sin tener otro tipo, sino que dentro del grupo de personas que dejan al otro sin que exista un tercero, la mayoría es femenina.

En la mujer se juega a veces lo económico, sobre todo si no son jóvenes y si tienen o no tienen hijos. El mayor miedo de la mujer creo que es no poder tener hijos. Si se separan sin hijos les agarra un ataque. Lo veo por amigas, es impresionante lo que pasa si están solas y sin hijos y ya tienen unos 30 años. En esos casos la soltería no les sienta bien, pero no por ser solteras sino por el reloj biológico. Por eso creo yo, a diferencia de la mayoría, que separarse con hijo/s es más simple. No estás buscando un futuro padre porque el chico ya lo tiene (o tendrá un tío, abuelo, etc. como figura paterna) y estás abierta a la posibilidad de una pareja, no estás "buscando". Tendrás o no hijos con el próximo, pero es distinto si ya los tenés. Claro que hay tipos que no quieren una mujer que vienen con "un paquete" (aunque hay mujeres sin hijos con otro tipo de "paquetes"). No sé, todo es más relajado y sin presiones.

Con respecto a la imagen de la mujer que se separó, depende si dejó o la dejaron y, fundamentalmente, como la ven físicamente y anímicamente. Si está bien o muy bien (física y psíquicamente) y lo dejó hasta corrés el riesgo de ser criticada por otras mujeres por dejarlo (mujeres que desearían hacer lo mismo y no se animan), sobre todo si lo dejás sin que haya un tercero en la pareja (de cualquiera de los dos lados). Y si el ex anda lloriqueando por ahí, mejor ni hablemos, soy una bruja! jaja! Creo que se notó que hablo por experiencia. ;-P En cambio los hombres te respetan o, si están a la búsqueda, tratan de levantarte.

En lo que decís en los tres últimos párrafos estoy de acuerdo con vos.

Fantasma nos va a matar! Tenés que publicar más seguido, ves lo que pasa después?

Petardo Contreras dijo...

Silmplemente seinfeld maestro, que tipo groso!

Briks dijo...

jamas dije un piropo en la calle

(ni toqué un culo en un boliche sin consentimiento)

JAMAS

MARIA LAURA... dijo...

Odio cruzar por una obra en construcciòn, esos tipos dan la impresiòn que estan "a full" a toda hora del dia. Eso si, tambièn debo confesar que si paso por la obra y los tipos no dicen nada, es como que: "Epa què pasò?"

Jane dijo...

buenisima la escena de seinfeld!
yo creo que aunque nos hagamos las tontas, las sordas, cada evz que nos silban o no nos dicen un piropo (que no sea una guarangada).. chicas admitamoslo, nos sube la autoestima por al menos un minuto!

Andrea dijo...

muuy bueno seinfeld!!

a mi me da mucha verguenza que me digan cosas tanto lindas como groseras por la calle, miro para otro lado como que no escuché nada jajajaj... se puede ganar en la calle, pero gritando groserías seguro que no, pero uno siempre puede encontrar una buena excusa para acercarse a la dama en cuestión con alguna pregunta pavota y despues derivar al conversación hacia otras cosas... en una librería por ej.... si lo se, miro muchas peliculas...

a mi una vez me paso que un pibe en un auto me siguió como tres cuadras, solo diciendme que me quería llevar, q era buen pibe no un asesino serial, q estaría bueno conocernos, etc... y cuando me quedé en a parada de colectivo, dió toda la vuelta, ahí fue cuando me asusté... pero solo me dijo un par de pavadas mas y se fue... alguna vez alguen ganó así?

Scarlett dijo...

A todo esto: es cierto que Cristina suspira y fantasea con que la piropea un albañil?

Karla Deseada dijo...

Los detesto... con todo mi corazón...

Amo mil veces más un buenos días o un como esta/como le va...

Me parece más cortés y hasta me llega más.

Aunque no quito que cuando me dicen piropos subidos de tono siempre me rió a carcajadas y si tuviera alguno bueno que contestarles se los diría... Pero vah, en el momento no se me ocurre nada y voy tan de prisa que ni tiempo para guiñar un ojo ante tal muestra de "seducción"

Karla Deseada dijo...

Jummm... Ya lo encontré...

http://www.conejofrustrado.com/2009/11/30/conejo-frustrado-57-piropos/

Vanina dijo...

Qué bueno que volviste, Fantasma!

Sobre los piropos, a quién no le da un ego-boost cuando le dicen algo, sea la enunciación más elegante o la guarrada más descarada. Personalmente, a los que odio es a esos a los que no se les entiende nada. Te cruzan y justo cuando te están cruzando se ladean un poco para tu lado y te lanzan un "mmbsschtegssuyyyzeffesdrisstrrsmm". Te disparan la imaginación, eso sí...

Cameron West dijo...

No estoy de acuerdo, solo logran agrandar a una mina y complicarle más las cosas a quien realmente se la quiere encarar... muerte a los piropeadores

Franco (fvidiella.com) dijo...

Cameron, ¿o sea que con tu criterio, habría que tratarlas como trao de piso asi no se agrandan nunca? no gracias.
Además una mina no necesita un piropo para agrandarse, ellas saben perfectamente cuando son objeto de miradas y cuándo no.

Belenie dijo...

A contrario de Vanina, a mí no me levantan el ego cuando un x me piropea. Los obreros o los flacos de la calle, ponele. Le gritan de todo a toda mina que pase, por eso no vale la pena la levantada de ego.
En cambio me caen mucho mejor los piropos de los hombre que SÍ conozco

SOL dijo...

No creo que los albañiles que gritan groserías busquen ser aceptados por la señorita en cuestión. Creería que más bien buscan hacerse los cancheros dentro de su grupo. Nunca me animé ni creo que lo haga, pero siempre estuve tentada de contestarles “dale, vení, haceme todo eso” a ver qué hacen. Apuesto guita a que se cagan todos y desaparecen.

Y si muchas historias no empiezan luego de un lindo piropo por la calle es porque los piropeadores tiran el piropo y siguen caminando, no la intentan remar ni un poquito, ya dan la batalla por perdida. No esperen que porque me dijeron un lindo piropo voy a saltarles al cuello.

Franco (fvidiella.com) dijo...

Buen punto Sol. He arrugado y he ido para adelante. Uno termina logrando lo que realmente busca...