miércoles, 24 de marzo de 2010

Contraseñas

Las diversas tecnologías nos obligan a utilizar diariamente passwords o contraseñas para acceder a distintos servicios. La casilla de correo electrónico (los que tienen solamente una), el cajero automático, las páginas de internet a las que uno se suscribe y nuestra propia identidad blogger son algunos ejemplos de situaciones en las que uno debe digitar una contraseña previo a tener acceso. Las contraseñas son el equivalente tecnológico a esas películas de espías de los años 70´en que el protagonista no podía pasar por la puerta sino le decía al guardia algo así como "La puerca está resfriada".
Asimismo, ante las reiteradas veces por día que debemos marcar una clave, están los que usan la misma para todos los servicios que la solicitan y los que tienen una diferente para cada situación. Claro está que utilizar passwords diferentes aumenta el riesgo de que olvidarlas; con los consecuentes problemas que eso conlleva.
Ahora bien, a la hora de decidir la contraseña a utilizar, se puede vislumbrar la clase de persona que se esconde tras ella.
Están los que usan nombres de seres queridos, tales como sus parejas o hijos. Se trata de individuos previsibles y conservadores. Nunca nos sorprenderán ni se jugarán por algo inesperado. Conviene tenerlos de amigos si uno sufre del corazón, ya que no depararán ninguna sorpresa que pueda producirnos un infarto.
También hay personas que utilizan claves alfanuméricas, es decir, con letras y números. Tipos excesivamente complicados; laberínticos y misteriosos. De esos que contestan de manera rebuscada a una simple pregunta. Por ejemplo, cuando les preguntan la hora, no dicen "Dos y treinta y cinco" sino "Tres menos veinticinco".
Mis favoritos, sin embargo, son aquellos que eligen como contraseña una palabra inventada por ellos. Esos que no circunscriben su libertad a las limitaciones que los idiomas imponen sino que se saben lo suficientemente libres como para inventar una secuencia de letras y utilizarla como palabra de acceso. Individuos que piensan "Es mi casilla de mail, y si le quiero poner como contraseña "crustízafod", la pongo. Total es una palabra que no comparto con los demás". Esta clase de personas son las que no se dejan limitar por imposiciones externas y que son conscientes que en su intimidad cualquier cosa es admisible. A ellas, mi homenaje.
(Como verán, el tema de las contraseñas no fue más que una excusa para destacar un tipo de personalidad que me cae simpática)

24 comentarios:

Etienne dijo...

Esos muchachos que te caen tan bien, ¿cómo hacen para enfrentar una clave numérica?

Jajaja!

Las mías son básicamente números de teléfono, pero lo que las hace indescifrables es que los números de teléfono no son míos!!
La del mail es algo inventado, para no tener que cambiarla a cada rato...

LadyMarian dijo...

Las mías son con letras o con letras y números. Salvo algunas excepciones son bastante largas. Tengo algunas que mezclan partes de nombres o sobrenombres (no previsibles por otros) de seres queridos combinados con fechas.

También tengo inventadas que tienen palabras combinadas con números que no son fechas.

No tengo mil claves sino que tengo unas más simples (por ejemplo de 7 u 8 caracteres para cosas sin importancia) y otras de hasta 19 o 20 caracteres.

O sea, seré previsible y creativa a la vez?

Ah! A veces (en lugares donde entro poco) me hago líos y tengo que probar 3 o 4 opciones porque no me acuerdo cuál de ellas le puse, pero nunca tuve grandes problemas

Hernán dijo...

Cómo andas fantasma? descubrí hace poco tu blog y me encanto, ya lo leí enterito jaja. Me caes muy bien xD
Lástima que seas amarguito, aguante la Academia

(ya que estamos y siendo 25/3... Feliz cumpleaños Racing querido!!)


Terminando el offtopic

LadyMarian según la clasificación de fantasma vos serías una persona complicada. Después de lo dicho por vos yo agregaría que una muy complicada! Y también muy celosa de su privacidad jaja

Yo tengo dos contraseñas para todo, la "seria" para todos los asuntos que considero importantes y la "boluda" para jueguitos online y demas yerbas. Son palabras que existen pero que no tienen nada que ver conmigo. Ejemplo la contraseña "boluda" es una palabra que tenía escrita una cartuchera vieja que estaba encima del escritorio en el momento que necesité poner una contraseña xD

LadyMarian dijo...

Hernán:
No, yo diría que entro un poquito en cada categoría. Eso sí, lo de celosa de la privacidad es verdad. Siempre odié que abran mi cartera, mis roperos, que miren mis papeles, etc.
Ojo! Soy igual con los demás. Para mí una simple cuenta de luz que llega a la casa de mis padres (con quienes hay confianza) es algo que no abriría sin permiso. Si no tiene mi nombre en el sobre yo no lo abro de ninguna manera.

Yoni Bigud dijo...

A mí me gustan los que no usan nada que requiera contraseñas.

Un saludo.

Sandra dijo...

Hola!
Bueno mi contraseña es una combinación de números que algo han significado en mi vida, y es la que permanece para casi todos los servicios, porque como decís tener una contraseña para cada momento sería mucho para retener y sumado a que soy bastante colgada y olvidadisa mejor asegurar.
Buen homenaje el tuyo, solo que me me parece que no va dirijido a mi jajja.
Un saludito,

Franco (fvidiella.com) dijo...

El problema de los tipo del tipo complicado (valga la redundancia), es cuando te quieren llevar a vos a complicarte... como el responsable de tecnología de una empresa que te exije para entrar al sistema (un sistema que no está conectado a internet, por lo que sólo un puñado de gente que tiene acceso a la empresa, y a su vez tienen acceso a una computadora, y que ya pasó la contraseña de Windows), una contraseña con: 10 caracteres como mínimo, que no contenga tu nombre, documento o fecha de nacimiento, que incluya números y letras, con algún signo (tipo $%&/), no sólo que haya sido usada en las últimas 100 veces, sino que no debe coincidir ninguna letra (si, por ejemplo, pones FANTASMA, y después querés poner CINTURON no te deja porque la N se repite en el 3er lugar), te hace cambiar la pass cada 15 días... en fin, ya agarraron la idea.

Ahí es cuando tipos como yo anotan la contraseña en un post-it y la pegan en el monitor.

BBSampler dijo...

Mi clave es Bugusean.

Mecha dijo...

Ahhh... soy del tipo "requetecontra" complicada.
Uso palabras extrañas, más números, más signos, más algunas letras en mayúsculas.
Tengo una contraseña diferente para cada acceso que, incluyendo 3 sistemas del sitio donde trabajo, llegamos a la módica suma de 15...
Y de alguna extraña, rebuscada y enfermiza manera, me acuerdo de todas.


Ojo, es de lo único que me acuerdo. HAce un par de horas que estoy tratando de acordarme de qué me pidió mi jefe que haga hoy a la mañana...

jeje

Lu dijo...

jajajaja, muy buenos los estereotipos, jajaa. yo me acostumbré a las alfanuméricas por el laburo. Me rompen los huevos, pero usaba 30 programas diferentes durante el día, que debían llevar si o si clave alfanumérica, así que no tenía opción. Generalmente pongo el nombre de un animal más un número. Básico?

eMe dijo...

TUve un problemón con eso, porque luego de inventarla me la olvidé :(

Soy un caso sin remedio :(

Saludos Fantasma!!!

Ela dijo...

yo soy mas del tipo II, de la rebuscadita

y x tal motivo creo que haces este post solo para robarnos a todos las contraseñas........


jajajaja

beso, muy buen blog, bienvenido a mi listita :P

Ari dijo...

Y uso una palabra que me inventé y además tiene números y caractéres no numéricos.
No me juzguen!

Disenchanted dijo...

A mí me encanta la gente que usa una sola palabra y la usan para todo. Como un amigo, la contraseña es simplemente "pajero". Encima se sorprendió cuando me pidió que le abra el MSN, me dijo que todo el mundo la sabía. Eso es un tipo de confianza!

Alfonsina dijo...

Trabajé unos meses en un call center, teniamos 5 programas diferentes, cada uno con usuario y contraseña distinta, algunas se vencian a la semana, otra al mes, otra a los 45 dias, y tenias q cambiar todo un estrés impresionante! si se te vencía o la ponías mal tres veces (lo q era esperable ya q uno se olvida) se bloqueaba y habia q hacer un tramite administrativo para q te den el alta de nuevo...

Desde ahi q nada tiene contraseña para mi, pongo todas iguales jajajaj

Pupolina dijo...

¿Qué opinás de aquellas personas, como yo, que hacen sus contraseñas usando palabras en otro idioma, al revés?

Radio Bemba dijo...

soy del grupo que usa malas palabras...
en que grupo estaría???

pucha che, me dejas pensando...

Belenie dijo...

yo tengo una contraseña para el msn, y otra para el resto de las cosas. Así no me las olvido nunca.
La que uso para el msn es la más complicada, es ua fecha importante para mí, más el apodo de un flaco ( que ya ni me gusta, jaja )
La que uso para todo lo demás, nació con mi primer fotolog, en 6 grado ponele, y es tan idiota que nunca se le ocurriría a nadie, jajaja
un saludo !

Horacio dijo...

mis contraseñas son palabras inventadas pero en castellano :P

Horacio dijo...

ah, además les pongo unos números al final, re botón jajaja

hormiga dijo...

Phantommmmmmmmmmmmmmm aquí me encuentro invitandolo a la reapertura del blog. Ojo! que cambió la dir! http://eldiariodehormiga.blogspot.com/

Anónimo dijo...

yo tengo 2 contraseñas para todo,
una es un apodo mio al revés y otro una marca de cerveza !

Gustavo dijo...

jamiñu jamiñu ñenipoteaio

Karla dijo...

Ja jaa en post dijiste que te caigo re bien... Aunque también que debo tener un diccionario karla-parlante por aquello que no se entienda.

Gracias, el afecto es mutuo aunque vos pongas números y letras.

¡Bazinga!