domingo, 8 de noviembre de 2009

Peluquería

Cuando se reside en un barrio humilde del conurbano bonaerense, ir a la peluquería es un trámite sencillo. Uno entra y es directamente el peluquero quien nos saluda y nos atiende, nos pregunta por la familia (porque toda la familia se corta el pelo en el mismo lugar), nos ofrece sentarnos frente al espejo, nos coloca el protector para que nuestros cabellos no caigan en la ropa y nos pregunta "¿Te corto como siempre?". Mientras dura la acción del corte, se charla sobre el barrio o política o el clima. Al finalizar el corte, nos despedimos del peluquero diciéndole "Te veo en tres meses". Mientras tanto, el mismo peluquero comenzará a barrer nuestros cabellos del suelo.
Sin embargo, si tuviste la "suerte" de mudarte del humilde barrio del conurbano bonaerense al coqueto barrio de Belgrano, ir a la peluquería se transformará en una peripecia de difícil resolución.
Para empezar, no será el peluquero quien te atienda sino una rubia platinada en un mostrador, la cual te prestará mitad de atención a vos y la otra mitad a la conversación que está entablando por msn.
Una vez que te sientes a esperar que el peluquero te atienda, no será un ser amable y con aire familiar quien te salude sino un tipo que parece recién salido del gimnasio y que da la idea de haber trabajado como stripper. No será él quien te coloque el protector para que los pelos que vayan cayendo no lo hagan sobre tu ropa sino que se solicitará la presencia de una empleada para hacerlo, ya que el peluquero ("coiffer" o "estilista" se dice en Belgrano, pero es un peluquero) no ocupará su precioso tiempo en esas minucias para no contaminar sus manos haciendo otra cosa que darle a nuestra cabellera un toque artístico. Desde ya que mucho menos será él quien barra nuestros cabellos una vez que culmine el corte.
Preparados que hemos sido para cortarnos el pelo, el peluquero nos preguntará cómo queremos el corte, nosotros responderemos y él nos dirá que sería mejor probar un corte de otro estilo. Nosotros insistiremos en que lo queremos de determinada manera (como nos cortamos siempre) y el tipo comenzará su trabajo de muy mala gana, como si la cabeza le perteneciera a él y no a nosotros. Durante el corte, el tipo no nos hablará de política, clima o el barrio sino sobre cuáles son las mejores cremas con nutrientes para un cabello como el nuestro y dónde conviene ir a bailar. Mientras tanto, nosotros asentiremos como si sus temas de conversación nos interesaran.
Terminado el procedimiento, nos dispondremos a agradecerle al "estilista" para pasar a retirarnos, pero el tipo se atravesará en nuestro camino y nos dirá que no debemos dejar pasar más de un mes para regresar e ir manteniendo el corte. "Sí, claro" contesta uno mientras en realidad piensa "Ni en pedo. Yo voy a la peluquería cuando el pelo me molesta".
A dos metros de la puerta, casi viendo la luz al final del túnel, cuando uno ya va realizando el movimiento de agarrar el picaporte con la mano, la voz de la chica rubia que nos atendió al principio se dirigirá a nosotros preguntando "¿No querés que te hagamos las manos?". Responderemos negando con la cabeza y apurando el paso, nos marcharemos de ese lugar en el que nos sentimos tan incómodos y evaluaremos cuál de las dos opciones siguientes tomaremos para la próxima vez que debamos cortarnos el pelo:
1- Realizar un viaje de dos horas hasta nuestro barrio de toda la vida para que nuestro peluquero de siempre haga ese trabajo.
2- Ir a la peluquería infantil que está a dos cuadras de donde uno reside en la actualidad, subirse al cochecito de carreras que los niños usan por silla y decirle al peluquero (que te atiende directamente sin rubias platinadas intermediarias) "Agarrá la maquinita rapadora y cortame como a los bebés"
Cualquiera de las dos opciones es válida con tal de no volver a esa peluquería donde se desarrolló nuestra historia.

43 comentarios:

ene dijo...

La primera vez que me corté en una peluqueria en el lado bien de Caballito, me preguntaron que tipo de partición usaba y tardé varios minutos en darme cuenta a qué se referian.
Cada vez que voy, me siento sapo de otro pozo.

LadyMarian dijo...

Yo creo que no hay que ir a peluquerìas grandes. En las peluquerías chicas (más allá de la ubicación y del poder adquisitivo de la zona) suelen atender bien.
Yo voy a una peluquerìa chica y veo que son todos cálidos. La que te atiende es la novia de uno de los que corta el pelo, te habla de su embarazo. A mi peluquero lo conozco desde siempre y también le corta a mi madre y a una tía. Él sabe que yo voy cuando quiero, que el flequillo me lo corto yo e incluso me felicita porque dice que lo dejo bien. O sea, muy buena onda. Ah! Voy cada 2 o 3 meses. Me pregunta qué quiero y obedece sin quejarse (aunque nunca probé en pedir algo raro). jaja! Charlamos casi siempre, pero no es una radio que te agobia.
Consejo: cambiá de peluquería!!
Me quedé pensando... los fantasmas tienen pelo? :P

Alejandroooo dijo...

Sí, tenés razón, hay peluquerías que son así como vos describís pero yo vivo en Palermo (que es más o menos lo mismo que Belgrano) y si buscás un poco encontrás peluquerías tipo de barrio. En las inmediaciones de mi casa hay como 20 peluquerías y yo, por supuesto, me corto el pelo en la más rata de todas. Hay muchas que son con todos los chiches, yo no se si te cortan el pelo o te masturban pero hay otras -las más baratas, por supuesto- donde simplemente te cortan el pelo. Es cuestión de buscar.

LadyMarian dijo...

Ah! Lo que puede suceder es que vos seas como mi padre que busca peluquerías sólo de hombres. Eso sí que se te puede complicar. Cuidado entonces con las peluquerías infantiles porque te podés contagiar piojos. jajaja!

Natalia Alabel dijo...

Hasta ahora sigo eligiendo la opción 1. Las peluquerías belgranenses me ponen nerviosa.

Tachameladoble dijo...

Ya van unos 12 años q no voy a una peluquería.
Cortarse el pelo es bastante fácil si uno no tiene extrañas preteniones.
Compartimos la fobia hacia las peluquerías. Aunq en mi caso tmbn es xa las de barrio.

Ava Gardner dijo...

Yo voy a una peluquería del conurbano, pero es grande y pasan música electrónica... o Duran Duran... una mierda
Aunque Claudio, mi peluquero, es un grande... cuando termina de cortarme, me pasea por todo el sitio para mostrarle a sus compañeros su "brillante labor" (es que yo suelo experimentar con los cortes, y él, chocho...)

Agustín dijo...

Qué bien representada esta problemática en tu publicación. La verdad que cortarse el pelo hace unos cuantos años que para mí es un gran problema. Porque me pasa como vos decís que ninguna me convence y vas rotando y nunca das con algo "normal" o que entienda cual es el corte de pelo que uno quiero. Y no es que uno sea muy exigente o fifi. Cortame el pelo como te pido y nada más!
Muy bueno tu blog.
Saludos,
Agustín

Anónimo dijo...

escribís medio bastante parecido a un tipo que conozco de un barrio vecino al tuyo, la única diferencia es que el tipo que te comento escribe medianamente bien.

eMe dijo...

Che Fantasma... a mí me parece que más que cortarle el cabello (pelo no se dice en Belgrano ;)) lo querían transformar en un metrosexual.

Pienseló ;)

La solitaria dijo...

Esos lugares son los que fomentan que algunas mujeres seamos partidarias de dejarnos el pelo largo y sin forma tipo pocahontas...no te quisieron vender ninguna ampollita para el pelo?

Yami:: dijo...

Te hicieron esperar? A mí me dejaron colgada 40 minutos la última vez que fui...
(y en el mostrador no había una chica platinada sino un musculoso grandote que se ve que era el dueño y tenía a las peluqueras trabajando hasta las 11.30 p.m, un exxxplotador!!!)

[y encima no me gustó como me quedó :(]

El Fantasma de Belgrano dijo...

Ene:
Che, yo no entendí eso de la partición :S

LadyMarian:
No tenés idea lo tentado que estuve de poner en el post "a ver quién es el primero que pregunta si los fantasmas tienen pelo" :P

El Fantasma de Belgrano dijo...

Alejandroooo:
Qué pasó con tu sección "llevándole la contra al dueño del blog"? Cómo es eso de empezar tu comentario con "Sí, tenés razón"? :S

LadyMarian:
Voy a terminar yendo a cortarme el pelo a las peluquerías de hombres que están en la galería abajo del obelisco y listo!

El Fantasma de Belgrano dijo...

Natalia:
Vos sí que me caés bien!

Tachame:
Yo me voy a tener que comprar una maquinita rapadora y listo el pollo!

El Fantasma de Belgrano dijo...

Ava:
Sos como una conejilla de indias peluqueril!

Agustín:
Vamos sumando adeptos antipeluqueriles!

El Fantasma de Belgrano dijo...

Anónimo:
Si escribo "medio" parecido a tu conocido y él escribe "medianamente bien" significa que yo escribo del todo bien, no?
En caso de que no sea así, lamento que hayas perdido el tiempo leyendo este post (no prometo que los haya mejores, así que deberías considerar no volver)

eMe:
Puede ser que tengas razón. Pero está tan lejos de mí esa tónica!

El Fantasma de Belgrano dijo...

Solitaria:
Pero Pocahontas tenía un pelo espectacular! O yo recuerdo mal cuál era Pocahontas?

Yami:
Cómo se nota que vos también sos del barrio!

LadyMarian dijo...

Pocahontas tenía un pelo espectacular, sí! Yo pensé lo mismo cuando leí ese mensaje! Además es de las mejores protagonistas de Disney porque pertenece al grupo de las más modernas, como Mulan. Son mujeres activas que no esperan que el príncipe las bese o les pruebe el zapatito. Avanzan y no tiran indirectas. ;P Ideales para usted, Fantasma! jaja!

Cecil dijo...

cuánta verdad en este post!!!

la peluquera me cortó el pelo toda la vida se jubiló y ahora padezco a estos modernosos... cómo se genera un vínculo con esa gente? eh?

es inhumano [?]

saludos!

Pupolina dijo...

uufff si lo sabrè yo.

He llegado a esperar una hora y media en una peluquerìa para que me sacaran la maraña de la cabeza porque delante mìo había una filita de floggers esperando para retocarse el flequillo.

Esta entrada me recordó al capítulo de Pepe Argento cuando extrañaba las viejas barberías y repudiaba a los estilistas.

Directora de Orquesta dijo...

Yo viajo a mi barrio natal y me corto el pelo en el mismo lugar desde los 15 años
Si, conservadora y que?

Julia... dijo...

Mi peluquería es el equilibrio perfecto entre la de una de barrio y una más glam y no la cambio por nada (L). Lo tuyo me hace acordar a las instrucciones de Cortázar jajaja. Yo soy una firme creyente de que a los hombres les queda bien el pelo largo y es completamente al pedo que vayan a una peluquería.

Isadora dijo...

Hace ya 3 años que no me corto el pelo en peluquería.

Y voy por más.

Alejandroooo dijo...

Fantasma, me hiciste reir con tu respuesta pero lo que ocurre es que me dejaste sin argumentos. En este caso, estoy de acuerdo con vos, no puedo reivindicar las peluqerías modernosas en desmedro del viejo y querido peluquero barrial. Espero que en tu próxima entrada digas algo que me permita estar nuevamente en contra, como corresponde, jajajajajaja. Saludos.

Yoni Bigud dijo...

Por suerte vivo en caballito, y me corto el pelo con el mismo peluquero de siempre, que ni se ocupa en preguntar qué quiero.

Un saludo.

ene dijo...

Con lo de particion, quiso preguntarme si uso raya al medio, al costado. Mi peluquero es demasiado rebuscado!

Anónimo dijo...

Yo voy testeando peluquerías por toda CABA. En las más tops te atienden bien. Lo peor es que las peluquerías que "se las dan de bien" (esas mismas en las que te atiende la platinada o el musculoso) son las más grasas que hay. Fantasma: nos podría decir a cuáles fue a fin de que no cometamos el mismo error?
Rali

alelé dijo...

te ofrecieron hacerte las manos?? pero que tenés un rayador en vez de manos?

Anónimo dijo...

Hola Fantasma, me encanta su blog... Lo leo siempre.
Morí de risa con su post así que debo ser otro fantasma ;)

También odio ir a la pelu y me hago las tinturas y los cortes yo...
Siempre terminan haciendo lo que ellos quieren o tal vez lo que les sale por ineptos...

Creo que va a tener que reconsiderar el vivir en Belgrano, porque con lo de la dieta rara, el personal trainer y ahora que le quieran hacer las uñas están conspirando contra su esencia masculina, o lo pasan para el otro bando o lo hacen metrosexual...
Acuérdese que las chicas los queremos bien machitos...y usted parece un muy buen ejemplar para admirar...

Un besito...

CHIPI

María dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María dijo...

Peor es ir a la paluqueria del barrio, que el peluquero que atiende a tu madre trate de adivinar quien sos y, cuando te saca, pregunta en voz alta delante de todos los que allí estaban ¿Vos sos la que se come la comida de los perros?

Aclaro, en esa época yo arrasaba hasta con la manija de la heladera y si sobraba algo del almuerzo, por dar un ejemplo, sin saber que mi madre lo destinaría a lo animalejos, me lo comía.

Error de mi ella confidenciar algo así JUSTO al peluquero.

Dogui, no comi nunca.

Imaginate si me pasa eso en una pelu de belgrano...oh my God!

Onirica dijo...

Yo optaria por la de la peluqueria infantil.

Y lo que te pasa a vos, tambien me pasa a mi, por eso mi pelo crece indiscriminadamente hace mas de dos años.

Andre dijo...

Uff si, las peluquerias "fashion" segun mi entender. Para las mujeres el peluquero es como la ginecologa, una vez que encontraste uno que te dio en la tecla vas ahi asi tengas que viajar dos horas! Por suerte, el marido de mi prima es mi pelu que trabaja super bien y no lo cambio por nada!!!!

Sebas dijo...

Vuelva a la peluquería del barrio. O, como minimo, pruebe pasear por la de otro barrio menos "top" que el suyo. Almagro o Villa Crespo?

Sole dijo...

Buenísimo...me reí mucho!!
Volvé al barrio de siempre!!!
Hay cosas que no cambian!!!

dreamerchinn dijo...

q risa me dio este post!
Agradecé q sos hombre queridoo! No digo q para ustedes sea menos importante, pero tener mucho pelo y largo (mi caso) es inmanejable para todos esos "pseudo coiffers" q se hicieron un curcito por internet de peluquería..
Por otro lado..aquí a pasitos de mi hogar, tengo a una pelu muy top, extremadamente top para mi gusto..pero para el asombro, te tratan como rey, hasta te hacen masajes y salis ommm, paz, amor. Ojo..llevar billetera llenita. Malditos burgueses.
Me excedí, besoos!

Anónimo dijo...

Sr. Fantasma: desde que veo su blog y me encuentro con gomma gomma me acordaba de el pero no sabia so solo lo veia en la tele o que .
hoy preguntando a mi hermana mayor me dijo que rompi tanto la paciencia que obtuve un gomma gomma , lo peor de todo que del único muñeco que me acuerdo de tener es el Hincha de Camerún.
Rosita

Zeithgeist dijo...

Porqué se sigue insistiendo en que Belgrano es un barrio conche, si esta mas decadente q zulma lobato?

._.

Yo no sé si son las ganas de la gente q vive acá de creerse conchetos, o simple ceguera cronica. Juro q no cazo una. pero caminar por cabildo cada vez se parece mas a once.

Igual coincido con lo de las peluquerias. Lo lamentable, es que las viejas peluquerías de barrio estan intentando parecerse a las otras mierdas.

=(

Mery Swanson dijo...

JAJAJAAJ
me encanto! Odio las peluquerias y odio que me hable el peluquero pero me hago la simpatica porque despues de todo mi hermosa cabellera está en sus manos, no?
jajaj
besotesss

Paulina dijo...

Deberías volver a buscar a Rolo o a Richard, sin duda..
Desde Lieja y Brasil, de ahora en más Paulina.. ya que pienso seguir leyendo sus posteos.

戴佩妮Penny dijo...

cool!!AV,無碼,a片免費看,自拍貼圖,伊莉,微風論壇,成人聊天室,成人電影,成人文學,成人貼圖區,成人網站,一葉情貼圖片區,色情漫畫,言情小說,情色論壇,臺灣情色網,色情影片,色情,成人影城,080視訊聊天室,a片,A漫,h漫,麗的色遊戲,同志色教館,AV女優,SEX,咆哮小老鼠,85cc免費影片,正妹牆,ut聊天室,豆豆聊天室,聊天室,情色小說,aio,成人,微風成人,做愛,成人貼圖,18成人,嘟嘟成人網,aio交友愛情館,情色文學,色情小說,色情網站,情色,A片下載,嘟嘟情人色網,成人影片,成人圖片,成人文章,成人小說,成人漫畫,視訊聊天室,性愛

orion dijo...

muy interesante el tema...Damas y caballeros lamentamos sus malas experiencias y los comprendemos ya que en algun momento de nuestras vidas tambien fuimos clientes... es por eso que despues de mas de 20 años de experiencia en el rubro optamos por priorizar la atencion personalizada, ya que esto nos ha dado optimos resultados! los invitamos a conocernos, miren nuestras fotos.
abrazos
ORION
http://belgrano.olx.com.ar/pictures/peluqueria-infantil-orion-iid-98103772