viernes, 5 de junio de 2009

Leticia

Conocí a Leticia cuando yo tenía 18 años y ella 12. Ser amigo de sus hermanos hacía que la viera frecuentemente. Todos destacábamos su gran inteligencia, la que se hacía evidente aún siendo una nena. El tiempo no hizo más que confirmar que no sólo tenía una gran mente sino que también era una muy buena persona.
Con el pasar de los años, nuestro vínculo se fue estrechando porque ella había iniciado la misma carrera que yo estaba culminando. No éramos amigos, pero ambos coincidíamos en el bar de la facultad y ella aprovechaba para preguntarme sobre las materias que aún no había cursado y yo me burlaba de su inexperiencia.
Hace pocos meses, Leticia también se vino a vivir sola a la ciudad de Buenos Aires y rindió su última materia de Abogacía. Nos cruzamos en el msn y nuestra charla fue la siguiente:
Leticia:
Ahora que los dos somos capitalinos, deberíamos aprovechar para encontrarnos a tomar unos mates. Aunque vos vivís por el encumbrado Belgrano, yo vivo en un barrio, barrio, barrio de verdad: Almagro.
Fantasma:
Con tal de una merienda, yo iría a Irak. Imaginate si no voy a ir a Almagro.
Leticia:
jajaja, organizamos para un día de estos, te parece?
Fantasma:
Sí, buenísimo. Yo llevo las facturas.

Hace una semana, me informaron que Leticia falleció. La tristeza que me invadió fue inmensa. Saber que "un día de estos" no va a llegar nunca y que era tan sencillo llamarla y decirle "Voy hoy a tomar unos mates" me hace sentir un pelotudo que no sabe aprovechar el tiempo.
¿Por qué escribo ésto? Porque es hora de que vaya a rodearme de las personas que aprecio y que me aprecian, y no pierda más el tiempo en giladas.

41 comentarios:

Violeta Martìnez Urìa dijo...

Uy! la primera!...si no me ganan de mano mientras escribo, qué respnsabilidad!

Hace unos tres meses, había quedado en pasar a tomar mates de María (una señora que me preparaba mamones y quinotos en almíbar). Habíamos hecho una relación amigable y sería esa la primera vez que nos reuniríamos para una charla.
Dos días antes, me encuentro a la nuera en el micro, la que angustiada me anuncia: "María está esperando morirse. María tiene cáncer".

NUnca tomamos esos matecitos con mi cocinera de delicattessens, y aún hoy guardo un recuerdo tan amargo, que en parte no me deja vivir plenamente.

Soy una agradecida de lo que tengo y siempre que haya huecos discursivos o vergüenzas reducidas no pierdo la oportunidad de decirle te quiero a la gente que quiero.

UN beso y arriba!

Mujer moderna dijo...

Me quedé helada.
Que feas esas noticias y la verdad que me dejaste pensando...tambien debería acercarme a las personas que quiero y que nunca veo por una cosa u otra como mis abuelos.

Pali dijo...

:(


Creo que las palabras sobran.

Krocita dijo...

Fantasma me ha dejado muda, seguramente de la misma manera quedó Ud.
Venía leyendo el post e imaginé cualquier final, menos ese.
Tiene razón en el final, hay que hacer las cosas en el momento y no esperar al....algún día.
Besos enormes

Alelu dijo...

Solo te puedo decir que se lo que es perder un amigo...lo demás sería hablar de más.
Besotes Fantasmita

Jote dijo...

uhhh todo empezaba tan bien que pense q eran esas historias de amor con final feliz..
eso nos enseña q no hay q dejar para mañana lo q se puede hacer hoy
porq si lo disfrutamos hoy lo podemos repetir mañana
besooos

Briks dijo...

MALISIMO!

no imaginé que la historia terminaba así

es verdad que estas cosas te hacen replantear muchas cosas, como por ejemplo, saber cuales son nuestras prioridades

(que no tienen por que ser las mismas que las tuyas)

abrazo, por lo de tu amiga Leti

Briks dijo...

nada que ver con el post pero tengo que decirtelo.

escuchaste que se repone "V invasion extraterrestre"?

pero no la vieja serie, sino una version nueva

Ivy dijo...

:S

Flor dijo...

Oops!!! Qué fuerte!

Te dejo un beso.

Cameron West dijo...

me mataste con este post

La Diva de Banfield dijo...

Bueno que homenaje a esa mujer... creo que Leticia se fue dejando en claro que ha sido muy inteligente, y en vos desperto lo que se llama sabiduria, si ella te hizo reflexionar sobre lo que de verdad es importante en esta vida, creo que Ella estara conforme.

Puedo decirte que sin conocerla, seguramente ella sigue siendo una mujer extraordinaria... la muerte no es mas que un cambio de estado, pero siempre siguen estando y hay veces que te sorprende como se te acomodan las cosas para saber distinguir el orden en el que van, eso es lo que ella seguramente te regalo.

Te mando un abrazo y un beso

Horacio dijo...

la conclusión final es válida

pero en cuanto a leticia, supongo que se hubiera muerto igual aunque vos hubieras ido

bah, depende... si fue de una enferemedad sí, pero si fue un accidente o algo así capaz que no, porque el cambio en una acción puede llegar a modificar todas las siguientes

Florencia dijo...

Es triste pensar que la vida te puede ser arrebatada de un instante a otro.
Lamento lo de Leticia.

Natalia Alabel dijo...

Qué fuerte. No sé que decir, excepto que es el tipo de conclusión al que yo también llegaría, supongo.

María dijo...

Hace un més, mi vecina y compañera de trabajo, viajaba con su marido, madre y suegra, para hacerse un monitoreo porque en 10 días nacería su primer hijo.
Hacía una semana que habían cambiado el auto. Pudieron comprar el 0km, algo así com el pan que traen los bebés bajo el brazo.
A pocos kms chocaron, murieron ella, el bebé y su madre.
Ibamos a ser más en el barrio, ahora la casa está vacía. Ya no la escucho hablarle a la perra a través del paredón, ni la veo venir a esperar el colectivo para ir al trabajo. No escucho a la perra ladrar como cada día...
Me subí al paredón varias veces para hablarle a la cachorra y de paso mirar el patio, un lugar que era de ella, le badié la vereda, le hago cortar el pedacito de césped que tiene allí...
Todo estaba tan bien y de golpe, se arruinó de semejante manera.
Escribo y lloro, iba a postearlo y luego decidí que no, pero ahora no puedo parar de escribir y llorar.
En medio de tánta mierda, como vos, pienso: María, dejate de joder y viví, que tenés una vida llena de tesoros, sólo tenés que desenterrarlos y comenzar a disfrutar de ellos.

Lo siento por vos, porque ella ya no está, como mi vecina que se fue con su madre y su hijito al cielo. La peor parte, queda para nosotros que egoistamente ¿? queremos seguir viéndolos.

Lucre dijo...

Uf... Que triste. Besos.

Julia... dijo...

Me dio un escalofrío leerte, no me veía venir eso en el post.

Lo siento mucho :(

Any dijo...

Si es una pena. A veces uno anda distraído en cosas que al final no son tan importantes y la vida te baja a la realidad de un golpe.
Igual es medio como inevitable dejar las cosas para despues ...

No todo es verso dijo...

Ah bueno, helado me quedé, como casi todos mis colegas comentaristas.

Mucha fuerza...

Alejandroooo dijo...

En términos literarios, lo que posteaste es un cuento fantástico. El desenlace es absolutamente inesperado, golpea muchísimo y sospecho que refleja exactamente lo que vos sentiste al enterarte de la noticia. Me parece que lograste reflejar exactamente la sorpresa y el golpe que recibiste al enterarte de la noticia.

Lo que no comparto mucho es que tengas sentimiento de culpa por el hecho de no haber acordado antes el encuentro con Letizia. Amigo, las cosas suceden cuando tienen que ocurrir y si a veces se producen este tipo de acontecimientos es, simplemente, porque somos humanos y estamos expuestos a este tipo de eventualidades. Comprendo que te duela la pérdida de Letizia pero no te tortures suponiendo que pudiste modificar el curso natural de los acontecimientos. Si pasó, es porque podía ocurrir y vos no sos mago para adivinarlo. Aceptá, por lo tanto, el desginio del destino y no pretendas ser capaz de más que lo que la vida te permite... Saludos.

Pupolina dijo...

Sé que no hay palabras que te puedan servir este día.

Pero la sabiduría con la cual lograste darnos un buen consejo, incluso a pesar de tu dolor, es inmensamente valiosa para mi. y creo que para muchos otros más.

Acá hay una amiga también, Fantasma. Y te doy este hombro, te acompaño en sentimiento, y te soy sincera...

Hoy comparto estas lágrimas que este relato dejó escapar.

Romina E. dijo...

Debo reconocer que me has puesto la piel de gallina... Pasa, muchas veces pasa, y no importa cuantas que tenemos una hermosa tendencia a relegar afectos... Hay q verse mas, mimarse mas...
CAriños

Alejandro the Kitsune-san dijo...

TERRIBLE HISTORIA

HACE POCO GRACIAS AL FACEBOOK ENCONTRE A UN COMPAÑERO DE PRIMARIA

GRACIAS A EL ME PUSE EN CONTACTO CON OTROS,YA ERAMOS COMO 10, DECIDIMOS JUNTARNOS UN DIA PARA TOMAR ALGO

EL LO ORGANIZARIA

HACE POCO MURIO EN UN ACCIDENTE DE TRANSITO Y LA IDEA DE JUNTRANOS QUEDO EN LA NADA

LA VIDA EN INJUSTA

SALUDOS

Fabiana dijo...

Fan, tremendo..
Si te digo "lo lamento", es por la tristeza que debés tener..
Mirá, si podés tomar ésto como una especie de trampolín para "acercarte" a la gente que tenés olvidada(por falta de tiempo o lo que sea), entonces algo malo y tremendo se convierte en algo bueno.

Un besote! :)

El Fantasma de Belgrano dijo...

Gente:
Gracias a todos por los comentarios.
Aclaro una cosita: yo no me siento culpable por la muerte de Leticia y no hay nada que yo hubiera podido hacer para evitarla. El sentimiento de culpa radica en no haber aprovechado el tiempo.

killer queen dijo...

LA puta madre!
Lo siento mucho Fantasma.
Besos.

Tomás Münzer dijo...

Uh, durísimo, bueno, menos mal que leí tu comentario, sino iba a recalcar sobre eso. Pero creo que nos pasa a todos, hasta que no nos ocurre algo así de extremo nos quedamos paveando y desperdiciando el tiempo, a veces, en boludeces. Lo bueno es poder darse cuenta, como te pasó a vos (aunque lamentablemente haya sido de esta manera), saludos, suerte.

vickydu dijo...

auuuuchhhhhhhh.....


Esto solo nos enseña a valorar el presente....!!

vickydu dijo...

auuuuchhhhhhhh.....


Esto solo nos enseña a valorar el presente....!!

tia elsa dijo...

Pucha che! lo de tu amiga es mas que mala suerte! como ibas a imaginar que una chica jóven, sana iba a morir de un día para el otro. Igual no deja de ser un llamado de atención!!! que hacés en darle bola, besos y lo siento, tia Elsa.

CHIPI dijo...

Hola Fantasmita!

Te leo siempre, pero nunca te escribí, pues no soy tan lista como todos tus comentaristas cotidianos.
Pero hoy me conmovió mucho tu post, desde la forma de relatarlo, el contenido, tu dolor y la moraleja...lo que me instó a dejarte un abrazo y acompañarte en este momento...
Y a decirte gracias por compartirlo con nosotros, porque es una forma de sacudirnos de la rutina y abrir los ojos a lo que tenemos y no valoramos...

Un besito.

Pau dijo...

No tiene sentido quemarte la cabeza por lo que no hiciste cuando podìas hacerlo. Más vale recordar las cosas buenas. Y si, rodearte de la gente que te quiere y dejar la gilada atrás. Eso siempre es bueno.

Beso

Andre dijo...

Fantasma que bajon!!
A veces corremos todo el dia con el trabajo, la facultad, etc y no nos damos cuenta que la vida sigue pasando.
Son cosas que pasan y nos pasaron a todos, y es una mierda. te mando un beso grande!

Osa dijo...

Esta semana pase por lo mismo... te entiendo.
Un abrazo

German dijo...

Linda manera de cagarme el domingo.

Psicologa con problemas dijo...

me la imagine sonreindo feliz leyendo este post homenaje!

TucuMALA

Ana dijo...

El tema es que estas cosas nos hacen replantear un montón de cosas, pero después volvemos a caer en la misma: en la queja porque sí, en la pérdida de tiempo en boludeces, en no valorar lo importante...

Lo bueno sería que nos hagan reflexionar y que el aprendizaje perdure en el tiempo. Pero supongo que hay que ser demasiado sabio para eso.

Beso y fuerza.

Mecha dijo...

='(

Me dió tristeza, y también un poco de culpa por distraerme en pequeñeses...
Pero, como dice Ana, habría que ser demasiado sabio para que esta pequeña reflexión de hoy me durara un poco más...

eMe dijo...

Fantasma: haga un cuadrito con su última frase así la lee todo lo días :)

Beso grande!

dondelohabredejado dijo...

Qué triste. Te dejo un abrazo y me llevo tu frase para ponerla en práctica ya mismo.